¿Dónde quedó el dinero?

 

En 2008 una estafa financiera derivó en una crisis económica desde Estados Unidos. Para que la pulmonía no pasara de un “catarrito” se echaron a andar las llamadas políticas “contracíclicas”.

Esto incluyó mayor gasto público para estimular el mercado, consumo, producción créditos… Pero ¿de dónde salió el dinero?

Si la economía estaba contraída, los ingresos tributarios no podrían crecer al ritmo necesario; así que el dinero vino de la deuda pública.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, un nombre rimbombante para expresar el total de la deuda pública, tuvo un comportamiento a la baja de 2003 a 2007, al reducirse del 34.8% al 28.8% en 2007 como proporción del PIB.

El SHRFSP creció del 32.9 % en 2008 al 48.7% en 2016.

Pero, ¿cómo quedó el PIB? Porque el objetivo era estimular su crecimiento.

En 2009 fue de -4.7%; en 2010 se situó en 5.11% al año. Para el 2013 el ritmo bajó al 1.35% y en los siguientes años no ha superado el 2.6%.

Si los recursos extra buscaban estimular la economía y ésta no creció al ritmo de la deuda… ¿no funcionaron las medidas contracíclicas o el dinero se fue por algún caño innombrable?

Gabriel Morales López

Periodista. Columnista en El Queretano y en Imagen Querétaro 94.7 de FM.

gabriel-morales has 34 posts and counting.See all posts by gabriel-morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *