Sufre Querétaro de “aves foráneas”

Querétaro sufre las consecuencias del tráfico ilegal de aves. Prácticamente todos los parques de la zona metropolitana de Querétaro, así como sus áreas arboladas registran la presencia de aves que no son originarias de la zona como loros, pericos y hasta guacamayas.

De acuerdo a las investigaciones de especialistas de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y activistas pro derechos de los animales, esta situación evidencia lo peor del mercado ilegal: vendedores de aves exóticas que no cuentan con permisos y abandono de los ‘dueños’ ya que regularmente estas aves escaparon de sus jaulas o fueron liberadas arbitrariamente.  

“Un número indeterminado de loros se liberaron intencionalmente en la ciudad en la segunda mitad de la década de los 80, se desconoce cuántos de los individuos observados actualmente provengan de dicha liberación. A pesar del tiempo que llevan estos loros en la ciudad, no se sabe si alguno se ha reproducido”, sostiene el doctor Rubén Pineda López y el biólogo, Alejandro de la Vega Rubio en un artículo publicado en la revista Extensión Nuevos Tiempos de la UAQ en el 2011.

El problema ha crecido desde entonces, y aves oriundas de Sudamérica, el Caribe y África, tales como el Loro Frente Blanca, el Loro Tamaulipeco, el Loro Cachete Amarillo y hasta la Guacamaya Roja y el Perico de Frente Naranja, han ganado terreno, hasta llegar a desplazar a las especies de aves que son oriundas de la entidad.

“Son dos tipos de nido, uno en los árboles colgando como grandes esferas y otras insertadas en algunas palmas que están así como escondiditos y se consideran invasivas porque desplazan a la especie nativa y puede convertirse tanto en riesgo para las especies nativas, como los seres humanos. Cometemos el error con estos animalitos y queremos convertirlos en nuestras mascotas, se sacan de su medio natural, se insertan en otro medio y pueden sufrir por el clima diferente”, sostiene la activista Pamela Siurob.

A pesar de que casi en cualquier zona de la ciudad ya pueden encontrarse este tipo de aves exóticas, existen puntos evidentes donde han anidado.

“Hay muchísimos, estaban detectando ya casi en todos los jardines de Querétaro, los vemos en La Alameda, los vemos en el Cerro de las Campanas, tanto en la universidad como en el jardín y ya en todos los sitios donde hay buenos árboles, ahí se han acomodado ellos y ahí están viviendo bien, también hay en la colonia Cimatario y son animales invasores que tienen la capacidad de sobrevivencia más grande”, explicó la activista.

A pesar de que la solución para estas especies, consiste en la intervención de las instancias como Profepa para su captura controlada y su devolución a sus lugares de origen, el personal y los recursos no son suficientes luego de que en este sexenio dicha dependencia se vio afectada con recortes presupuestales; sin embargo, las activistas confían en que durante el próximo sexenio se le dé mayor peso a este tipo de instituciones.

Por otro lado, de no realizar acciones, existe el riesgo de que los parques y áreas verdes de Querétaro sean lugares propicios para la caza de aves exóticas.

“Sobre todo las especies que está en cautiverio, es por la demanda, así que (es necesario) decirle a la gente que quiere un animalito silvestre: no son mascotas, estamos destruyendo su hábitat y por otra parte, no adquiramos vida silvestre para tenerlos como mascotas en pequeñas jaulitas, ellos sufren mucho, el respeto a la vida debe de ser de todos”.   

Aves avistadas:

Loro frente blanca “Amazona albifrons”

Loro tamaulipeco “Amazona viridigenalis

Loro cachete amarillo, “Amazona autumnalis”

Guacamaya Roja “Ara macao”.

Perico frente naranja “Aratinga canicularis”.

Zonas de la ciudad:

Cerro de las Campanas.

Ciudad Universitaria UAQ.

Avenida Universidad.

Colonia Cimatario.

Jardines de la Hacienda.

Corregidora.

Jurica.

Juriquilla.

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 208 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *