Roberto Sosa, un emprendedor social

Comenzar de cero, emprender y tener éxito y, además hacerlo mientras se ayuda a la gente y se fomenta el deporte, no es sencillo pero hay quienes lo logran.

Un caso de estos es, sin duda, el de Roberto Sosa Pichardo, un administrador de empresas de 41 años de edad que ve en su familia el motor para salir a la calle todos los días a ayudar a los demás.

La gente en el municipio de Corregidora ha comenzado a escuchar, desde hace varios años, el nombre de Roberto Sosa Pichardo;  un padre de 2 pequeños: Roberto de 10 años y María Paula de 8, pero pocos saben que es la cabeza de empresas exitosas que ayudan a la gente.

Nacido en la Ciudad de México el 10 de julio de 1976. Roberto Sosa está casado con  Karina Antuano, es egresado de la Licenciatura en Administración de Empresas por la Universidad del Valle de México (UVM) con especialidad en Gestión Pública Aplicada y, recientemente, concluyó la Maestría en Administración Pública en la UVM campus Juriquilla.

Roberto actualmente es la cabeza de una estancia infantil en Corregidora y de  la firma Fut6, una empresa que fomenta el deporte y que tiene presencia en las ciudades de Coahuila, Jalisco y la Ciudad de México.

“Yo toda la vida he sido una persona muy organizada y muy estructurada; en mi paso por el sector privado y, sin duda el tema de la organización, es vital. Para mí lo más importante de una organización es el sector humano. Me di cuenta muy rápido que cuando en una empresa tus empleados están contentos y los tienes bien, la empresa crece. El factor humano es vital”, dice mientras se prepara para un día laboral intenso.

Roberto, como le dicen sus amigos encuentra similitudes entre el sector privado y el sector público en el que también ha incursionado –recientemente dejó la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de Corregidora-.

Tanto en la IP y como en el servicio público la clave está en dar el valor adecuado a la gente y sus necesidades, atender a los clientes internos y a los clientes externos, explica.

“Un funcionario  público atiende a sus propios colaboradores, así como evidentemente al propio ciudadano. Al final del día es atención a las personas con las que tienen relación, es una atención recíproca.

“Si tú en el sector público das un servicio de calidad, resuelves las necesidades de los ciudadanos, ese ciudadano sin duda agradecerá el no haber perdido tiempo”, afirma.

Con esta visión de empresa en el sector público, a su llegada a la Secretaría de Desarrollo Social de Corregidora, Roberto decidió apostarle al tema de la calidad e impulsó la certificación de esa área pública en el proceso de calidad ISO 9001 en su norma 2015, cuya certificación lograron en 2016 y 2017.

“Yo estoy convencido de que lo que no se mide no se puede mejorar. Fue la primera Secretaría municipal en haberse certificado a nivel nacional”, afirma.

Roberto, el ser humano

“Si yo vine a este mundo a hacer algo importante este es mi momento. Soy un joven con muchos sueños, con ideas nuevas, que forman parte de una generación que cree que se pueden hacer las cosas de manera diferente”, sostiene.

A Roberto Sosa le preocupa su entorno, entiende que El municipio de Corregidora es el escudo de Querétaro por su vecindad con zonas que han mostrado altos índices de inseguridad y está consciente de que no se debe bajar la guardia.

“En Corregidora tenemos un nivel de vida bueno y en la medida en que nosotros podamos mantener la seguridad en el municipio, en esa medida las empresas seguirán viniendo a Corregidora, seguirán apostándole y es un círculo virtuoso, teniendo paz y seguridad en el municipio, hay inversión, hay empleos, hay economía y bienestar.

“Vamos a continuar dándole crecimiento. Corregidora está bien y va a estar mejor”, sostuvo este hombre que en pocos días comenzará una nueva etapa en su vida al convertirse en candidato a la presidencia municipal de Corregidora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *