Paco Cubillas, viviendo con sazón

La espera por el veredicto fue larga, casi 5 horas después de iniciar a cocinar, el cansancio por el esfuerzo se veía mitigado por el nerviosismo de saber la decisión del jurado calificador que degusto cada uno de los platillos. La entrada, a base de maíz y nopal, para el plato fuerte conejo y pulque y para el postre queso de cabra, tuna y xoconostle, todos ingredientes locales; sin embargo, el ingrediente mas importante, se encontraba ataviado en un en una filipina blanca, esperando junto con su talentoso equipo de trabajo.

Levantar el título del Cocinero del Año, otorgado por la Asociación de Cocineros Queretanos, fue un logro que, a decir de Francisco Cubillas, ganador del certamen, no es ni más ni menos que la suma de toda la experiencia y vivencias que a sus 35 años, el talentoso Chef queretano ha acumulado en sus 18 años de caminar por este mundo culinario.

“La cocina siempre me llamó la atención y cuando estaban cocinando siempre estaba ayudando y si a eso le agregamos que, como la mayoría de los que cocinamos, soy un tragón profesional, pues ni cómo negar mi destino”.

Chef Francisco Cubillas.

Queretano de nacimiento, su formación apegada a la familia, lo mantuvo en constante contacto con las cocinas de las mujeres de su familia, situación que el recuerda con cierta alegría.

“Desde niño siempre estuve muy pegado a la cocina, en casa de mi abuela, con mi mamá en la casa o donde fuera, siempre me llamó mucho la atención y cuando estaban cocinando siempre estaba yo ahí ayudando y si a eso le agregamos que, como la mayoría de los que cocinamos, soy un tragón profesional, pues ni cómo negar mi destino”.

El Chef Paco, como es conocido en el medio, a pesar de aquellas memorias infantiles, descubrió su verdadera vocación hasta años mas tarde, tras tomarse un año sabático en busca de prepararse para el propedéutico de medicina, comenzó a trabajar en el área de servicio de un restaurante, lo que lo acercó en primera instancia a las parrillas de carne y entonces la chispa se activó.

“En el ámbito laboral, empecé en el restaurante de cortes, y empecé a investigar estudiar algo referente a la cocina, no era una carrera muy común, en Querétaro había solo una opción de escuela, una muy chiquita, pero afortunadamente hasta hoy la mejor que hay en la ciudad, hablo del instituto IGES”.

Tras la decisión de enfilarse de lleno en el mundo gastronómico, el galardonado cocinero, comenzó a laborar en diferentes restaurantes, adquiriendo la experiencia necesaria para que al momento de graduarse, esto le ayudara de inmediato a colocarse como chef ejecutivo en una importante banquetera de la ciudad, y de ahí para acá todo ha  sido una buena y sazonada historia.

Comida en la mesa y Sonrisas en las bocas

“Debo confesar que mi presencia en la cocina  durante mi niñez obedecía mas a que estaba de metiche como buen infante; sin embargo, hoy puedo contar con gusto, que lo que me mueve es generar una gran experiencia a la gente, que a final de cuentas eso es lo que nos da gusto a los cocineros, preparar algo, que veas que a la gente lo disfruta, y que te lo agradece sonriendo mientras prueba, ese es mi motor”.

Aunado a esto, El Chef Paco Cubillas, tiene una misión muy importante, y un compromiso con la gastronomía queretana, la cual, a su parecer tiene el potencial necesario para volver al estado un destino gastro-turístico por lo que actualmente es integrante activo de la Asociación de Cocineros Queretanos.

“La asociación se dedica principalmente a potencializar la gastronomía y la cocina queretana, Querétaro tiene ingredientes y gastronomía propios y estoy seguro de que estaremos muy pronto a la altura de lugares como Puebla, Yucatán o Jalisco”.

La meta para la Asociación y para Paco es muy clara, y está seguro de que el camino tendrá sus altibajos, sin embargo, comentó:

“La fórmula, es la dedicación y el gusto por la profesión, hay que estar ahí, muchas horas, en la cocina, hay que cortarse, hay que quemarse, sacrificar familia, amigos, los resultados se van dando solitos, los beneficios las satisfacciones vienen por añadidura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *