Funcionarios y ¿franeleros?

En el centro histórico de Querétaro, las autoridades han implementado políticas públicas de movilidad para favorecer el uso de la bicicleta y el tránsito de los peatones.

Sin embargo, ello ha reducido dramáticamente el número de espacios para que los ciudadanos puedan estacionar sus vehículos.

En contraste, los altos funcionarios de algunas dependencias no padecen el mismo problema, ya que pueden apartar su lugar en la vía pública, con conos, tambos, palos o cualquier otro material, situación que para los comercios y ciudadanos de a pie, está rotundamente prohibido en el Reglamento de Tránsito para el Estado de Querétaro.

En el artículo 77 de dicha norma, se establece que “está prohibido a los particulares reservar lugares de estacionamiento en la vía pública, así como poner objetos que obstaculicen el estacionamiento o el libre tránsito de vehículos, los cuales serán removidos por los agentes en cualquier momento”.  

De acuerdo a un recorrido realizado por EL QUERETANO por el primer cuadro de la ciudad, se puede percibir esta situación en varias calles y dependencias. El Tribunal Superior de Justicia del Estado tiene el privilegio de apartar la acera completa en la calle Guillermo Prieto, entre 16 de septiembre hasta la esquina de 5 de mayo.

Mismo caso, ‘sufren’ en la Comisión Estatal de Infraestructura donde apartan parte de la calle Independencia cercana a Río de la Loza. 

Otra dependencia que hace lo mismo, es la Secretaría de Salud del Estado en la calle 16 de septiembre y en general el Poder Ejecutivo del Estado en Pasteur, poco antes del templo de la Congregación en ambas banquetas y en Plaza de Armas a un lado de los espacios destinados para personas con discapacidad.

En la Calle Carlos Septién García de la colonia Cimatario y lo que es peor en un parque público, la Comisión Estatal de Información Gubernamental también tiene la ‘potestad’ de ‘hacerse’ de algunos metros de la banqueta del parque para estacionar sus vehículos.

EL RESTO SUFRE POR LUGAR

Mientras tanto, los comerciantes, turistas, ciudadanos en general que deben ir al Centro Histórico viven un ‘calvario’ para lograr estacionar sus autos; inclusive uno de los sectores de los que más existen quejas son los propios trabajadores de gobierno que desde temprano ocupan un espacio por más de 8 horas diarias.

El Presidente de la Asociación de Comerciantes Establecidos del Centro Histórico, Alfonso González Hurtado, señaló recientemente que existe un déficit de casi 6 mil lugares de estacionamiento en el primer cuadro de la ciudad y a pesar de los esfuerzos del Poder Ejecutivo que plantea la construcción de un estacionamiento especial para servidores públicos, esta medida apenas liberaría 300 lugares.

“Estamos proponiendo que lo hagan en el estadio municipal, que prácticamente está desaparecido y desaprovechado. Hay terrenos grandes que propongan en el Arteaga también hay un proyecto para ponerlo ahí y en avenida Universidad hay dos o tres terrenos que se pueden ocupar para hacer macroestacionamientos y que la gente llegue ahí”, comentó.

Dependencia Calle
TSJ Guillermo Prieto
CEI Independencia
SSEQ 16 de Septiembre
CEIG Carlos Septién García (parque)
Poder Ejecutivo Pasteur

Entre 15 y 25 pesos es el costo de la primera hora en un estacionamiento público.

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 197 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *