Dani Salgado, la mujer que hizo historia en Tequisquiapan

Tequisquiapan, es uno de los 18 municipios que componen nuestro estado y sin duda el más famoso a nivel nacional, desde aquellos ayeres en los que Mario Moreno ‘Cantinflas’ decidió grabar la cinta “El Profe”, o por su ya muy conocida Feria Internacional del Queso y el Vino, que ha convertido a este municipio en un destino turístico por excelencia.

Sin embargo, para esta entidad no todo es miel sobre hojuelas, pues el turismo tiene sus periodicidades y de Cantinflas lo único que queda es una estatua, nada parecida a él por cierto.

La falta de trabajo, el poco o casi nulo progreso y los malos gobiernos tienen a sus habitantes contra la lona y con un hartazgo importante en contra de su clase política, hartazgo que se ha visto reflejado en las urnas en las recientes elecciones con dos hechos importantes y de trascendencia histórica, el primero, es que  la presidencia municipal le fue otorgada a través de los sufragios a un candidato independiente y el segundo, la diputación local fue decidida con amplia ventaja para una candidata que tiene, a los ojos del electorado, la fórmula del político que la sociedad de hoy está buscando.

Marta Daniela Salgado Márquez, o “Dani” como es bien conocida en su distrito, es una joven de 28 años, abogada de profesión y proveniente de una familia de clase media sin ningún vínculo anterior en la función pública, lo que lejos de ser una desventaja se convirtió en su mayor fortaleza, misma que la llevó a ser la primer mujer que ganara una elección popular en dicho municipio.

“Ganar la diputación local fue una cuestión de mucho trabajo, yo creo que el tema de ser alguien nueva ayudó bastante, pues no soy política, al menos no del tipo al que están acostumbrados o estamos acostumbrados.

“No tengo papás políticos y eso influyó en la decisión de la gente, pero también creo que en cierto punto les di un poco de esperanza y eso se reflejó en la campaña. Puerta tras puerta, siempre fui bien recibida, sin promesas, sin falsedades, siendo lo más transparente que puedo y  pidiendo una oportunidad de que me dieran trabajo. Amo trabajar y quiero que en esta diputación eso se note” agrego  la “chaparrita de Tequisquiapan” mote que le dieron en el municipio de Colón, al cual, también representa.

La llegada de Dani a la política se compone de una serie de consecuencias y decisiones bien valoradas, su paso por la universidad UCO-Mondragón y su ímpetu participativo la llevaron a ser presidenta de la  sociedad de alumnos donde coincidió con el actual presidente municipal de Corregidora, Josué Guerrero, quien, debido a su afiliación partidista, la acercó al entonces senador, Francisco Domínguez, quien, tras una buena charla logró convencerla de unirse a su campaña como coordinadora de universidades en la elección que llevó a “Pancho” a ser el actual gobernador queretano.

“Hasta hace unos años, yo no creía y ni me interesaba en absoluto la política; sin embargo, siempre era de las que se quejaban, sobre todo por las condiciones en las que se encuentra Tequisquiapan, municipio que me vio crecer y encontré en esta trinchera la oportunidad de actuar”.

VOCACION DE SERVICIO, LA MEJOR HERENCIA

Tras participar en la campaña de Francisco Domínguez, Daniela comenzó a laborar en la secretaria particular, coordinando la agenda del gobernador, motivo por el cual pasaba 5 días de la semana en la capital Queretana; sin embargo, dedicaba sus fines de semana a Tequisquiapan y a Colón, apoyando a las comunidades y colonias de aquellos municipios, haciendo servicio social, y apoyando en ONG’s, siempre buscando ser un factor de cambio, pero esto, según sus propias palabras, lo hacía sola y únicamente por seguir el gran ejemplo de sus abuelos.

“Crecí junto con mi hermano bajo la protección y cuidado de mis abuelos, debido a que nuestros padres tenían que trabajar, como en muchas familias pasa, y eso, creo yo , fue la mayor bendición que pudimos tener, pues nos enseñaron dos cosas de vital importancia: la primera, que el trabajo es lo único que nos puede sacar adelante, nada en esta vida es gratis y todo se consigue con esfuerzo y mucho sudor y, lo segundo, a regresarle a la sociedad algo de las bendiciones que con el trabajo han llegado, así que ahí fue donde aprendí uno de los valores mas grandes, el ser agradecida”.

En palabras de Dani, la política hoy en día necesita refrescarse, considera también que la imagen del político que tenemos como figura, está en crisis, y agrega: “creo que los ciudadanos levantaron la voz y fue escuchada por los que como yo decidimos entrarle a esta noble carrera sin ser parte de la clase política actual, buscando hacer las cosas bien; sin embargo, los invito a todos a participar y a que hagamos equipo, así que estén pendientes de esta chaparrita y les aseguro que vamos a dar mucho de qué hablar para bien”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *