Ciclistas sin modales

Los ciclistas han ganado terreno durante los últimos años en la zona metropolitana de Querétaro; sin embargo, aún no existe una cultura vial generalizada entre los conductores de vehículos no motorizado y no hay sanción alguna para aquellos que violan las reglas de tránsito.

Tan solo durante la administración capitalina anterior, las ciclopistas fueron un tema medular para la recién creada Secretaría de Movilidad en la que se construyeron 200 kilómetros de infraestructura con una inversión de 120 millones de pesos, además de la implementación del sistema de bicicletas compartidas Qrobici, el cual tuvo una inversión de 40 millones de pesos adicionales.

A pesar de que los automóviles y el transporte público son los principales infractores de reglas de tránsito que ponen en riesgo a los ciclistas, el Reglamento de Tránsito para el Estado de Querétaro no contempla ninguna sanción para aquellos ciclistas que no conduzcan adecuadamente y se pongan en peligro a ellos mismos o a terceros, principalmente peatones. Es más, lo máximo a lo que se puede hacer acreedor el conductor de una bicicleta es a una amonestación verbal, en caso de que un agente de tránsito cercano se percate de su mal comportamiento.

Por ejemplo, mientras que para un motociclista sorprendido sin casco, una multa puede llegar hasta las 20 uma’s (Unidades de Medida y Actualización), equivalente a mil 600 pesos, en el caso del ciclista solo existe una recomendación.

Por este motivo, muchos ciudadanos afines a los pedales hacen de las suyas y violan sistemáticamente el reglamento de tránsito con comportamientos cotidianos como los que se describen a continuación:

Circular en sentido contrario

De acuerdo al reglamento de tránsito, todos los conductores están obligados a respetar los señalamientos de todas las vialidades, lo que incluye el sentido de las mismas y las preferencias peatonales; sin embargo, muchos ciclistas aprovechan cualquier ocasión para ‘cortar camino’ por alguna vialidad sin importar si es sentido contrario. Esta situación trae consecuencias como el hecho de que no entran en rango de visibilidad para automóviles que dan vuelta a la izquierda o simplemente en calles que no tienen ciclopista, es de alto riesgo compartir el carril con automóviles que circulan en sentido contrario.

Circular por la banqueta

Las banquetas de acuerdo a las normas vigentes en el estado, están destinadas exclusivamente para peatones y vehículos recreativos (patines, patineta, patín del diablo y bicicletas de niños menores a 12 años de edad) por lo que una bicicleta normal tiene estrictamente prohibido transitar por la acera, pues pone en riesgo a los peatones.

No llevar casco/Protecciones

Una de las reglas básicas de seguridad contempladas en el artículo 79 del reglamento estatal de tránsito señala la obligatoriedad de portar un casco protector con el fin de evitar accidentes y a pesar de que grupos de ciclistas como ‘Saca la Bici’ han hecho campañas de difusión para procurar las medidas de seguridad mínimas para circular, la mayor parte de los ciclistas de la ciudad no utilizan protecciones y esto se acentúa más entre los usuarios de Qrobici. Esta medida es acentuada al llevar en la bici pasajeros menores de 5 años.

Luz/Reflejante Nocturno

La visibilidad de los conductores de un vehículo no motorizado es una prioridad para circular con seguridad, sobre todo durante las noches y para ello, el mismo lineamiento contempla la obligatoriedad de portar luces distintivas o materiales reflejantes, ya que de lo contrario, pueden pasar inadvertidos en los espejos laterales o retrovisores de los conductores de vehículos lo que llega a causar accidentes.

Usar audífonos/Celular

Al igual que para los conductores de vehículos motores, la manipulación de teléfonos celulares o reproductores de audio está prohibida en el artículo 84 del reglamento de tránsito, no obstante es una de las prácticas más comunes entre los ciclistas que transitan diariamente y cuyo equivalente para los automovilistas deriva en multas cercanas a los 2 mil pesos.

Respetar pasos peatonales y semáforos

Si bien es cierto, que los ciclistas tienen permitido cruzar los semáforos  en el artículo 56 se señala que los ciclistas: podrán seguir de frente siempre y cuando disminuyan su velocidad, volteen a ambos lados y se aseguren que no existen peatones o vehículos aproximándose a la intersección por la vía transversal. En caso de que existan peatones o vehículos aproximándose, o no existan las condiciones de visibilidad que les permita cerciorarse de que es seguro continuar su camino, los ciclistas deberán hacer alto total, dar el paso o verificar que no se aproxima ningún otro usuario de la vía y seguir de frente con la debida precaución.

DATOS

200 kilómetros de ciclovías fueron construidos en el último trienio.

120 millones de pesos se invirtieron en la construcción de infraestructura ciclista.

Qrobici tuvo una inversión de 40 millones de pesos y reporta más de 5 mil usuarios registrados.

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 208 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *