Fotos: Mario Valdés

Slackline, una metáfora de la vida

El estresante ritmo de la vida citadina, tanto en México como el mundo, ha llevado a las personas a buscar nuevas alternativas para que la relajación y el ejercicio se complementen, pues a algunos no solo les basta ya con el Yoga, y han decidido ir un paso más allá, poniendo en práctica nuevas disciplinas como el Slackline, deporte que se originó en la década de los 80´s en Estados Unidos, como una simple práctica para el funambulismo (la cuerda floja) pero que ha cobrado fuerza hoy en día con el cruce de varias disciplinas.

El Slackline es un deporte muy completo en el que se utiliza prácticamente todo el cuerpo, piernas, espalda, abdominales, brazos, ligamentos internos y cuando ya entramos hacer trucos aumentan el número de músculos que trabajamos.

Además, según Joshy Montalvo, practicante e instructora del mismo, con esta disciplina fortalecemos la mente, ya que se necesita concentración, muchos describen que estar sobre la cuerda es lo más parecido a la meditación ya que consigues focalizarte de tal forma que logras desconectarte de todo, solo estás tú y la cuerda.

Dentro del Slackline existen diferentes variantes:

– Trickline – la modalidad más espectacular: La cuerda se coloca a 1,20m del suelo y a una distancia entre 16-20 metros y se realizan trucos y saltos, la cuerda es como una cama elástica, pero de tan solo 5 centímetros

– Waterline: Consiste en montar la cuerda sobre el agua y aunque parezca fácil no lo es para nada, ya que para caminar hay que sumar al balanceo de la cuerda el movimiento del agua.

– Longline: La más popular y que sin duda muchos hemos visto en algún parque de la ciudad y consiste en andar sobre una distancia considerable de cuerda por lo que se necesita mucha destreza y práctica.

“El Slackline se convierte en una forma de enseñar valores ya que es una metáfora de la vida, al principio resulta difícil andar sobre la cuerda, es subir y caer subir y caer, se necesita constancia, pasión, seguir día a día, Slackline será un deporte que odies o ames, no hay término medio. El equilibrio, la postura y la concentración mejoran, el estrés disminuye y la fuerza aumenta con este deporte el hecho de que sea tan popular ahora no es por azar, sino porque además de ser muy divertido aporta grandes beneficios”, nos cuenta Joshy

¿Que necesitas para practicarlo?

Será necesaria una cinta de nylon con cerca de 5 cm de ancho, un precinto o torniquete para tensionar la cinta, además, los expertos recomiendan hacer este deporte en parques, porque así las caídas pueden ser amainadas por el pasto o la tierra, así mismo, debes prestar atención a la altura en que la cuerda será colocada lo que es fundamental.

Puedes comenzar con unos 30 ó 40 cm y siempre ten alguien dándote una mano, debes iniciar colocando el pie entero encima de la cinta, manteniendo las rodillas semi-flexionadas y los brazos abiertos con la palma de la mano hacia arriba, pero si a pesar de todos estos consejos aún tienes dudas, puedes acercarte a slackline Querétaro y sin duda te apoyarán a lograr dominar este divertido deporte.

 

Redacción

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

admin has 2243 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *