Rosa Mexicano, una agrupación queretana única

El Mariachi es un género tradicional mexicano, que representa en toda su extensión la alegría y viveza de nuestro país al rededor del mundo; no por nada fue nombrado en el 2011 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Cumpleaños, graduaciones, bodas, festivales o cualquier tipo de evento es el pretexto perfecto para que los mexicanos invitemos a un grupo de mariachis a amenizar el momento con sus melodías típicas; desde huapangos, hasta rancheras y regional.

“Todos relacionamos acontecimientos de nuestra vida con una canción de este género; podemos decir que es inevitable que no canten por lo menos una del repertorio”, dijo Karla Rodríguez, fundadora del primer y único mariachi femenil en Querétaro.

Hablamos de Rosa Mexicano, una agrupación de músicas profesionales, que desde hace ocho años comenzaron a hacer ruido en nuestro estado poniendo en alto no solo el género del mariachi, sino también el de las mujeres.

En el 2010, durante un viaje a España en invierno, Karla vivió una experiencia cómica en las calles de aquel país, vio a su tía a lo lejos destacar entre la gente vestida de colores obscuros debido a la época,  un punto “rosa mexicano” brillaba.

“Tenía la idea de hacer música, quería crear en Querétaro algo que no existiera. En ese momento me di cuenta que el rosa mexicano es un color que representa la cultura de nuestro país y que claro tiene esa connotación femenina. Todo cobró sentido y comencé a planear el proyecto”.

Nueve chicas con un porte único, vestidas de gala con traje bordado que consta de una falda larga, moño de mariposa y reboso en la cintura, entregan el corazón todos los días para continuar dándole fuerza a la agrupación.

Aunque actualmente Rosa Mexicano está conformado por la segunda generación, la alineación de instrumentos continúa siendo el clásico del mariachi, es decir trompetas, vihuela, guitarras y guitarrón, por supuesto, no puede faltar la voz excepcional que cada una de ellas aporta.

“Tenemos dos objetivos, uno es continuar con la tradición del mariachi, demostrarles a los propios mexicanos que se está perdiendo la cultura. Nos damos cuenta que los extranjeros aprecian mucho más el mariachi que nosotros mismos y eso no puede pasar”.

Por otra parte están enfocadas, desde su fundación, a demostrar su talento dentro de un ambiente liderado por hombres. Constantemente se enfrentan a preguntas como ¿tocan igual? ¿Tienen la suficiente fuerza para las trompetas?, entre otras situaciones que, gracias a su talento, han podido sobrellevar.

“Todas estudiamos música, todas damos el cien por ciento por que amamos lo que hacemos y lamentablemente, sobre todo al inicio, cuando la gente apenas se acostumbraba a ver un mariachi de mujeres, tuvimos que luchar contra ese estereotipo. Hoy estamos felices, hemos recorrido un largo camino y ya es más fácil”.

Rosa Mexicano ha estado presente fuera del estado, especialmente en festivales especializados en el área, algunos de ellos han sido en Mineral de Pozos, en Hidalgo; en la Sierra Queretana, en Nayarit y Tlaxcala. También han pisado escenarios grandes como lo es la Feria de San Marcos, recibiendo ahí y en otros escenarios el reconocimiento del público.

“Representar a Querétaro es increíble, hemos ido a lugares en donde somos las únicas que van de aquí y sin duda es una sensación única”.

Dentro de sus próximos proyectos se encuentra la producción de un disco, este es un paso grande para su trayectoria puesto que es una meta que se han planteado desde hace un tiempo, además de ser algo que sus seguidores les han pedido.

“Cuando nos paramos enfrente de la gente y compartimos con ellos un rato especial nos cambia todo. En lo personal eso es lo que más me llena, esa esencia de la música popular mexicana que transmite, te incluye y te deja ser parte de un momento”.

Cada una de las nueve integrantes tiene profesiones extra a la música, algunas de ellas ya han formado sus familias e inculcan a sus hijos la pasión por su forma de vida, expresan emocionadas que pretenden ser un semillero para que las futuras generaciones sigan rescatando la belleza del mariachi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *