Librerías de viejo, bastiones culturales

Cualquier texto es cultura: los diálogos de platón, “Mein Kampf” de Adolfo Hitler, los libros de autosuperación de S. Covey, la biblia satánica, la “Constitución de los Estados Unidos Mexicanos”, “El Principito”… Las librerías independientes de nuestra ciudad entienden este valor, son verdaderos bastiones culturales.

Mientras que en Sanborns tienen algunos cientos de títulos, todos clásicos o éxitos de ventas, en estas librerías tienen miles; clásicos, best sellers, saldos, usados, viejos, antiguos, primeras ediciones, incunables.

En Madero #12, se encuentra La Librería del Pasaje de la Llata, atendida por Jesús Daniel García Nava. En ella, se venden libros nuevos, usados, viejos y antiguos por igual. Desde “El Camino del Comunismo (Doc. Del XXII congreso de PCUS)” hasta las colecciones de Agatha Christie.

“Una vez, tuve un libro de Maximiliano de Habsburgo, creo que era sobre viajes que hizo antes de venir a México. No recuerdo cuál era el título porque no estaba en español… Era una primera edición, de aquellas épocas. Salió la oportunidad de venderlo y lo hice, pero me arrepiento mucho” comenta.

Aquel libro, de título “Recuerdos de mi vida; memorias de Maximiliano” fue uno de cincuenta ejemplares producidos en la primera edición de 1862. Estos, fueron repartidos sólo a familiares y miembros de la realeza europea y uno acabó en Querétaro. Es un buen ejemplo de lo que te puedes encontrar en una de estas librerías si buscas un poco.

Apenas a unas calles de ahí, en el número 20 de Ezequiel Montes  norte, Laura Alicia Torres atiende la librería El Diván. Si bien al entrar lo primero que te recibe es una colección de discos LP, unos pasos más y te ves flanqueado por dos largas estanterías llenas de libros y otra más al medio. Las secciones van de juvenil a filosofía, pasando por leyes, psicología, salud, novela, etcétera.

Si no te detienes a leer algún título, llegarás al fondo de la tienda, donde se encuentra el estante más valioso. Varias decenas de libros antiguos (con más de 100 años de antigüedad) en perfectas condiciones. Sus precios van desde los 500 hasta los cinco mil pesos, en el caso de los más raros y cotizados.

El escritorio de Alicia, donde ojea y registra los libros, está estratégicamente colocado a un lado de estos tesoros. Más ello no quiere decir que no te dejaría verlos si se lo pides amablemente.

Frente al Templo del Carmen, de vuelta en el corazón del centro histórico, se ubica la librería El Alquimista. Aquí, encuentras lo que sea que busques: masonería, ocultismo, esoterismo, leyes, medicina, literatura, poesía, historia local, novela gráfica, infantil… Generalmente, en nuevo y usado.

Francisco Morales la fundó en 1995 y desde entonces ha cuidado que sea un refugio para cualquier título, y sus respectivos lectores. En su opinión, una librería nunca debe casarse con alguna ideología y discriminar otros géneros o ideas, pues sería un ‘homicidio cultural’.

“Tenemos secciones que no encontrarás en ningún otro lugar; fascismo, por ejemplo. Yo no tengo derecho a eliminar esa sección, aunque no comparta ese pensamiento. Tengo que aceptar que existe público para esas publicaciones… y en Querétaro, un lugar tan conservador, hay bastante.” comenta el Sr. Morales.

Las “librerías de viejo y usado” como las conocemos, tienen un gran valor. Te reciben con los brazos abiertos sin importar tus gustos o intereses. A diferencia de lo que muchos podrían creer, no se trata de libros tirados, sino de libros que esperan ser encontrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *